Para aumentar el tráfico, los clientes potenciales y las ventas de tu sitio web, evita estos 13 errores que suelen cometer las empresas B2B.

La página web es el canal principal mediante el cual la audiencia puede conocer mejor a tu empresa.
En una situación como la actual, en la que no podemos contar con los eventos, ferias y otros eventos presenciales, la página web es la mejor forma de que puedan conocernos y pedirnos más información.
Es por eso que si queremos aumentar el trafico, los clientes potenciales y, en definitiva, las ventas es importante no cometer los 13 errores en los que incurren muchas empresas B2B.
La página web de tu empresa B2B es un reflejo de tu identidad, tu misión y visión empresarial a largo plazo.

Debes pensar en ella como la imagen que muestras al mundo, tu razón de ser y el medio a través del cual los usuarios y tus clientes te pueden conocer.

El diseño web es, en si mismo, una forma de arte, ya que combina función y forma para ofrecer la mejor experiencia al usuario.

Por tanto, debe tener un aspecto atractivo y agradable para el visitante, al mismo tiempo que debe ser fácil de utilizar, navegable y ofrecer contenido interesante y de valor.

Y, ¿por qué engañarnos? también debe ser una herramienta para atraer nuevos clientes, mejorar la ratio de conversión y aumentar los ingresos de tu empresa.

Apuesta por una página web empresarial que te ayude a alcanzar el éxito en tu estrategia digital, evita cometer los mismos errores que tu competencia y cambia tu diseño web si no funciona.

En este artículo te exponemos los errores más frecuentes e inadmisibles que cometen las empresas B2B cuando lanzan una página web. ¡Echemos un vistazo a estos errores!

13 errores que no debes cometer en tu página web

Impacto del diseño web en tu estrategia digital

 

El aspecto visual de una página web es lo primero que ve el usuario y construye su primera impresión de nuestro sitio.

De hecho, el 94 % de las primeras impresiones de los consumidores están relacionadas con el diseño de la página web, según la agencia de marketing WebFX.

Por tanto, aunque tu página ofrezca contenido de calidad y sea fácilmente usable, si no crea una buena impresión a primera vista mediante el diseño será muy complicado captar la atención de los usuarios.

En este sentido, una apariencia agradable junto con una capacidad de carga de la página web casi inmediata se sitúan como los aspectos preferentes para el visitante que entra por primera vez a un sitio web.

Las ventajas de un diseño trabajado no acaban en la captación de más leads, sino que también sirven para diferenciar tu marca de la competencia.

Ya comentado anteriormente, el diseño de nuestro sitio web es un rasgo identificativo de nuestra empresa y un medio a través del cual comunicamos nuestro negocio a nuestro buyer persona.

El 73 % de las empresas ya han empezado a invertir recursos en potenciar su diseño y, así, diferenciarse de sus competidores.

El diseño web de una página tiene un rol crucial en la actual era digital y obliga a las empresas a estar en la vanguardia en nuevas tecnologías, técnicas y trucos.

A la hora de lanzar tu sitio web, debes ajustar el diseño a tu cliente potencial y a la imagen de marca que quieres transmitir.

Mantener la misma línea visual en todo el proceso de diseño, tanto en la planificación como en la puesta en marcha, es fundamental para generar engagement y fidelizar a tus clientes.

Estas son las claves del éxito y la mejora de tus resultados económicos.

Potenciar el diseño de tu sitio web pasa por la identificación de los errores que las empresas B2B suelen hacer y que dañan su imagen. ¡Te los contamos!

 

 

Errores comunes en páginas web

 

Falta de un objetivo

 

Tu página web debe proporcionar la información necesaria a los usuarios que naveguen por la red.

En este sentido, debe incluir quién eres, a qué te dedicas, qué se te da bien…

Además de ofrecer contenido útil para el consumidor, debe establecer claramente cuáles son los objetivos de nuestra empresa.

O, lo que vendría a ser lo mismo: ¿qué quiero lograr con mi sitio web? Muchas veces los objetivos irán relacionados con generar más tráfico, leads, suscriptores, etc.

Para optimizar tu página web es necesario definir previamente los objetivos que persigue nuestra compañía con dicho recurso web.

 

No definir tu público objetivo

 

Del mismo modo que definir los objetivos de tu sitio web es imprescindible para tu negocio B2B, perfilar y conocer a tu audiencia es clave para alcanzar el éxito.

Identificar a tu buyer persona en tu estrategia de marketing es igual de importante que mantener su atención e interés en tu página web.

Por ello, debemos centrarnos en un solo perfil de cliente y no intentar atraer la atención de demasiadas audiencias con características y necesidades dispares.

Dirigirse a targets variados puede hacer que tu sitio web resulte confuso y no acabes captando el interés de ninguno en concreto.

En definitiva, pon el foco en identificar y perfilar un solo público objetivo y céntrate en atender sus necesidades y ofrecerle contenido de valor.

 

Dificultar la experiencia del usuario

 

Una de las características que valoran los usuarios es la usabilidad de un sitio web, que viene definida por la facilidad de uso de dicha web.

Es tal la importancia de este aspecto que puede marcar la diferencia entre si los visitantes permanecen o se marchan de tu sitio web.

Pero ¿a qué nos referimos con una web fácil de utilizar?

El sitio web debe estar bien diseñado para facilitar el flujo de trabajo y el acceso a la información, así como evitar, en la medida de lo posible, que los usuarios cometan errores al navegar por la web.

El objetivo, en todo caso, es garantizar una experiencia de usuario satisfactoria y hacer que este vuelva.

Navegación complicada

Cuando organizamos el contenido de nuestro sitio web es vital pensar en clave usuario y examinar los patrones de navegación y su comportamiento en la web.

Esto resulta de suma importancia porque nos permitirá adaptar nuestro sitio web para facilitar al máximo la comprensión y asimilación de la información.

La distribución y la jerarquización de la información mediante secciones, apartados y subapartados ayuda al usuario a ubicar el contenido que le interesa rápidamente.

Además, mejora el posicionamiento SEO de nuestra web en los motores de búsqueda y ayuda a evitar información irrelevante, redundante o duplicada.

Todo debe tener un orden lógico e instintivo para no hacer perder el tiempo a los visitantes.

Uno de los errores que muchos marketers cometen es ubicar su menú de navegación o barra de búsqueda en lugares difíciles de hallar para los leads.

Debes asegurarte de que todos los elementos de navegación de tu sitio web son fácilmente visibles y comprensibles para tu audiencia.

En resumen, debemos definir la arquitectura de nuestra información y conocer en profundidad el tipo de usuario al que nos dirigimos para ofrecerle una experiencia de usuario satisfactoria.

 

Lenguaje inadecuado e ilegible

 

Cuando hablamos del lenguaje en un sitio web, nos referimos principalmente a dos aspectos fundamentales: su complejidad y legibilidad.

El contenido ocupa una posición destacada en la estrategia de marketing de cualquier empresa B2B.

De hecho, es el medio a través del cual la audiencia conoce nuestro negocio y los productos y/o servicios que ofrece.

En primer lugar, debemos cuidar el lenguaje que utilizamos en todo el contenido que publicamos: este no debe ser ni vulgar ni lleno de tecnicismos que no entienda el lector.

Por otra parte, optar por una tipografía legible, sencilla, atractiva y adecuada para la imagen de marca que quiere transmitir tu empresa es muy importante.

Aparte de la familia y fuente tipográfica, debes evitar grandes bloques de texto gris y sacar provecho de los espacios en blanco.

Intenta alternar texto con recursos gráficos y opta por un diseño limpio y ordenado, frente a uno caótico y sin sentido.

 

No tener llamadas a la acción (CTA)

 

Las llamadas a la acción o CTA (Call to Action) tienen una relevancia enorme en un sitio web, ya que son los botones mediante los que tu empresa incita al usuario a realizar una acción.

Por consiguiente, es como una especie de indicador que mejora la ratio de conversión de tu web.

Dada la importancia del CTA, no sacar provecho de este mecanismo se traduce en perder la oportunidad de convertir leads.

De hecho, el 70 % de las pequeñas empresas no disponen de un botón de llamada a la acción, según se desprende de un estudio de la agencia Sweor.

Las empresas que no incluyen CTAs en su sitio web no llaman la atención de los usuarios para realizar la acción que desean y, por consiguiente, no alcanzan sus objetivos.

¡Recuerda! Tu CTA debe ser conciso y apelar a una única acción. ¡No satures a tu audiencia!

 

Falta de actualización de la web

Resulta evidente que publicar contenido útil en tu sitio web con cierta periodicidad ayuda a generar mayor engagement con tu público objetivo.

Debes actualizar tu sitio web con frecuencia para seguir presente en la mente de tus clientes y mostrar tu compromiso e implicación con tu negocio.

El principal problema con el contenido desactualizado de tu página es que pierde valor con el tiempo y da mala imagen de marca.

¡Construye una relación de lealtad con tus clientes mediante una página web cuidada!

Abusar de los recursos gráficos

 

No incluir elementos visuales en tu sitio web es un error, pero insertar imágenes y otros recursos gráficos de forma masiva y sin razón alguna también lo es.

Debes evitar, en la medida de lo posible, imágenes de baja calidad o resolución, ya que le darán a tu sitio web un aspecto poco profesional y descuidado.

Además, no incluyas imágenes irrelevantes o contradictorias al contenido publicado. ¡Lo único que harás es confundir al lector!

 

No optimizar para SEO

 

En marketing, la palabra SEO siempre aparece y, siempre que lo hace, tiene un peso enorme en cualquier estrategia.

Debes optimizar tu página web para los motores de búsqueda porque será la única forma de atraer más tráfico y, a la larga, aumentar tu rentabilidad.

Algunos aspectos que debes tener en cuenta son:

  • La palabra clave.
  • La longitud de los textos.
  • Velocidad de carga de la página.
  • Número de enlaces internos y externos.
  • Nivel de lectura.
  • Incorporación de contenido multimedia
  • Estructurar el contenido por subtítulos.
  • Correcta gramática.

 

Incoherencia en los estilos y diseño web

Cuando las empresas utilizan una gran variedad de tipografías, paletas de colores, temas e imágenes entran en lo que llamamos como incoherencia de la imagen de marca.

Normalmente esto sucede cuando no se tiene una clara imagen de tu marca o, bien, cuando se quieren combinar demasiados estilos diferentes.

Piensa que la imagen visual de tu marca es lo que permite que tu audiencia te identifique, reconozca y diferencie de la competencia.

Por tanto, debes fijar una apariencia inicial clara y mantener la misma línea estética -aunque puedes hacer cambios y pequeñas mejoras- en todos tus contenidos.

Tu sitio web debe reflejar esta homogeneidad, equilibrio y uniformidad en el diseño.

Además, es muy importante formar a todo el equipo de empleados para que utilicen los mismos estilos CSS y la misma estructura en los contenidos que publican.

 

No adaptar el sitio web a la heterogeneidad de dispositivos

 

Un error común de las empresas es generar contenido en su sitio web pensando que este será visualizado únicamente en la versión ordenador.

De hecho, el 48 % de los usuarios se frustran si un sitio web no se ajusta y responde al formato móvil, de acuerdo con las estadísticas de Impact.

Esto evidencia la importancia que está adquiriendo la versión móvil entre los usuarios y la necesidad de adaptar las webs a cualquier tipología de dispositivo.

Esta técnica se conoce con el nombre de responsive design o diseño adaptativo.

Pero, además de incluir una versión móvil de tu sitio web, debes asegurarte de que los contenidos se distribuyan correctamente y debes garantizar la usabilidad de la página y una experiencia del usuario satisfactoria.

No incluir los datos de contacto

 

Imagínate que un usuario decide contratar tu servicio o realizar la compra de uno de tus productos, pero no encuentra tus datos de contacto.

No facilitar tu información de contacto puede desalentar a tu audiencia de realizar la acción que deseas y optar por otra empresa que sí que los incluya.

Así lo demuestra una investigación realizada por Blue Corona que afirma que un 44 % de los usuarios dejarán de interactuar con una página web si esta no proporciona datos de contacto de la empresa.

¡Este es otro error que las empresas realizan comúnmente en sus sitios web!

La pestaña “Contacta con nosotros” debe estar visible y de fácil acceso para tus leads. ¡No dejes que tu competencia se quede con tus clientes!

Abusar de los anuncios en tu página

 

La publicidad mediante anuncios se ha convertido en una de las principales fuentes de ingresos para muchos negocios B2B.

No se trata de eliminarlos por completo de tu sitio web, sino de encontrar el equilibrio entre insertarlos y garantizar una experiencia satisfactoria del visitante.

Debes evitar incorporar demasiados anuncios o anuncios llamativos que resten importancia e interés a los contenidos.

Intenta evitar, en la medida de lo posible, las ventanas emergentes y, si las usas, haz que salgan por un tiempo justo, que no ocupen la pantalla completa y que sean fáciles de cerrar.

Los usuarios acceden a nuestra página web para nutrirse de información y nosotros debemos ofrecerles contenido de valor y no bombardearles con anuncios.

Después de exponer estos 13 errores que cometen comúnmente las empresas B2B al lanzar sus páginas web, resulta evidente que el diseño web es un proceso largo y laborioso.

Además, requiere de conocimientos técnicos y artísticos.

A pesar de eso, lo más importante a la hora de diseñar una página web empresarial es establecer un objetivo y garantizar la claridad y accesibilidad del usuario a todos los contenidos.

Un diseño atractivo y un contenido trabajado solo alcanza el éxito si va dirigido al buyer persona adecuado.

Por ello, debes conocer a tu audiencia y diseñar y organizar la web en base a qué quiere, cuándo y cómo lo quiere.

Es solo entonces cuando tu empresa empieza a ser rentable, comienza a generar mayor tráfico en su web y logra aumentar sus leads e ingresos.

Hacerse dueño de la página web de uno mismo no es fácil y requiere mucha dedicación y una constante renovación para permanecer en lo más alto de la cúspide.

Por eso, llevar a cabo análisis de tu sitio web y revisarlos y estudiarlos en profundidad permite orientar tu inversión en el diseño de tu web y alcanzar resultados reales.

Nosotros te garantizamos que evitar estos 13 errores puede mejorar exponencialmente tus resultados. Y, tú, ¿qué errores de diseño web has tenido que afrontar últimamente?

¡Síguenos en LinkedIn y no te pierdas nuestros posts semanales!